Índice del artículo

Pensiones no contributivas de jubilación

Persona con discapacidad mayor de sesenta y cinco años

Veremos a continuación en qué supuestos una persona con discapacidad mayor de 65 años podrá tener derecho a la pensión no contributiva de jubilación regulada en los artículos 369 a 372 de la Ley General de Seguridad Social aprobada mediante el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre (BOE 31 octubre 2015) y en el Real Decreto 357/1991 de 15 de marzo, por el que se desarrolla en materia de pensiones no contributivas la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, por la que se establecen en la Seguridad Social prestaciones no contributivas (integrada en el Real Decreto Legislativo anterior), (BOE 21 marzo 1991). Por último también está regulada en Orden PRE/3113/2009, de 13 de noviembre, por la que se dictan normas de aplicación y desarrollo del Real Decreto 357/1991, de 15 de marzo, por el que se desarrolla, en materia de pensiones no contributivas, la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, por la que se establecen en la Seguridad Social prestaciones no contributivas, sobre rentas o ingresos computables y su imputación. (BOE del 20 de noviembre).

Requisitos:

Tendrán derecho a la pensión de jubilación, en su modalidad no contributiva, las personas que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Haber cumplido sesenta y cinco años de edad.
  2. Residir legalmente en territorio español y haberlo hecho durante diez años entre la edad de dieciséis años y la edad de devengo de la pensión, de los cuales dos deberán ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la pensión.
  3. Carecer de rentas o ingresos suficientes. Se considera que existen rentas o ingresos insuficientes en los mismos supuestos que para la pensión no contributiva de invalidez.

Obsérvese que para percibir esta pensión no es preciso tener un porcentaje de discapacidad reconocido.

Cuantía de la pensión

La cuantía de la pensión se fija en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado. Para el año 2004 la cuantía ha quedado fijada en 3.868,20 € anuales, es decir 276,30 € / mes (hay 14 pagas).

Al igual que para la pensión no contributiva de invalidez se tienen en cuenta los ingresos que percibe la familia, tanto para reunir los requisitos para tener derecho a la pensión (como ya hemos visto) como a la hora de calcular la cuantía de la misma (incluido el complemento del 50 por 100 para los que tengan un grado igual o superior al 75 por 100 y necesidad de tercera persona). Se aplican las mismas normas que para la pensión no contributiva de invalidez.

Obligaciones

Los preceptores de las pensiones de jubilación en su modalidad no contributiva estarán obligados a las mismas comunicaciones y declaraciones de ingresos que los preceptores de la pensión no contributiva de invalidez.

Incompatibilidades

Tiene las mismas incompatibilidades que la pensión no contributiva de invalidez.

Efectos

Los efectos económicos del reconocimiento del derecho a las pensiones de jubilación en su modalidad no contributiva se producirán a partir del día primero del mes siguiente a aquel en que se presente la solicitud.

Dónde se solicita

La gestión y reconocimiento del derecho a percibir una Pensión no Contributiva (PNC) se realiza por las Comunidades Autónomas que tienen transferidas las funciones y servicios del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). En las ciudades autónomas de Ceuta y de Melilla se hace directamente por el Imserso.

La solicitud de PNC podrá presentarse en las oficinas de los Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, del Imserso o en cualquier otra de la Seguridad Social, en las que se facilitará el impreso correspondiente, o por correo.

Legislación:

Ley General de la Seguridad Social aprobada mediante Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre (BOE 31 octubre 2015).

Real Decreto 357/1991 de 15 de marzo, por el que se desarrolla en materia de pensiones no contributivas la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, por la que se establecen en la Seguridad Social prestaciones no contributivas (integrada en el Real Decreto Legislativo anterior), (BOE 21 marzo 1991).

Orden PRE/3113/2009, de 13 de noviembre, por la que se dictan normas de aplicación y desarrollo del Real Decreto 357/1991, de 15 de marzo, por el que se desarrolla, en materia de pensiones no contributivas, la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, por la que se establecen en la Seguridad Social prestaciones no contributivas, sobre rentas o ingresos computables y su imputación. (BOE del 20 de noviembre).