Beneficios fiscales

Buena parte de la normativa fiscal contempla beneficios fiscales destinados a las personas con discapacidad que han obtenido el reconocimiento legal de grado de discapacidad. Cómo veremos, unas veces se exigen porcentajes de un 33 por 100 y otras de un 65 por 100, hecho que determina que los contribuyentes con discapacidad y sus familias aspiren a porcentajes altos en el reconocimiento de grado de discapacidad.

Estudiaremos cada impuesto, con los beneficios fiscales para las personas con discapacidad que contempla la normativa que lo regula. No todos los beneficios fiscales afectan a las personas con síndrome de Down, puesto que hay múltiples discapacidades de distintos orígenes (por ejemplo actos de terrorismo, accidentes...). Resaltaremos en negrita aquellos aspectos que puedan ser más interesantes para las personas con síndrome de Down.