María José Alonso Parreño para CANAL DOWN 21. 29 marzo 2022.

El Impuesto sobre Sociedades (en adelante IS) es un tributo estatal de carácter directo y naturaleza personal que grava la renta obtenida por sociedades y demás entidades jurídicas.

Los beneficios fiscales por razón de discapacidad se centran fundamentalmente en incentivos fiscales a las sociedades y entidades jurídicas sometidas al mismo y que inciden favorablemente en la contratación de trabajadores con discapacidad.

Se consideran personas con discapacidad a aquellas con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por 100.  Cuando se trate de trabajadores, tendrán que estar en edad laboral (entre los 16 y los 67 años).

Las referencias a artículos de la Ley del Impuesto de Sociedades son referencias a la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

1. Ámbito estatal

Los puntos relativos a discapacidad que habrán de tenerse en cuenta a la hora de hacer la declaración son los siguientes:

Deducción por creación de empleo para trabajadores con discapacidad (art. 38 LIS)

Cuantía: Será deducible de la cuota íntegra la cantidad de 9.000 euros por cada persona/año de incremento del promedio de plantilla de trabajadores con discapacidad en un grado igual o superior al 33 por ciento e inferior al 65 por ciento, contratados por el contribuyente, experimentado durante el período impositivo, respecto a la plantilla media de trabajadores de la misma naturaleza del período inmediato anterior.

Será deducible de la cuota íntegra la cantidad de 12.000 euros por cada persona/año de incremento del promedio de plantilla de trabajadores con discapacidad en un grado igual o superior al 65 por ciento, contratados por el contribuyente, experimentado durante el período impositivo, respecto a la plantilla media de trabajadores de la misma naturaleza del período inmediato anterior.

La aplicación de esta deducción exige, por lo tanto, determinar los promedios de la plantilla de trabajadores minusválidos, tanto durante el ejercicio en que se quiere aplicar como en el inmediato anterior. Desde un punto de vista práctico, esto puede realizarse siguiendo dos procedimientos:

a) Método general: en este caso se multiplica el número de trabajadores por el número de días que han permanecido activos durante el período impositivo, dividiendo el resultado entre el número de días del mismo (o 365 si es de un año).

b) Método alternativo: consiste en determinar el número de trabajadores existentes al principio del período, sumando y restando las altas y bajas, respectivamente, que se produzcan durante el mismo.

A estos efectos, si las personas con discapacidad no trabajan a jornada completa se computará en proporción al tiempo trabajado en relación con la jornada completa. 

En el caso de constitución de sociedades se considera cero el promedio de plantilla del año anterior. 

Debe destacarse que los trabajadores minusválidos que den derecho a esta deducción no se computan a efectos de la libertad de amortización por inversiones acompañadas de creación de empleo.

Deducción por actividades de investigación y desarrollo en software (art. 35.1.a) LIS)

Se considera deducible del Impuesto de Sociedades, como actividad de investigación y desarrollo, la concepción de software avanzado siempre que esté destinado a facilitar a las personas con discapacidad el acceso a los servicios de la sociedad de la información, cuando se realice sin fin de lucro.

La base de la deducción estará constituida por el importe de los gastos de investigación y desarrollo y, en su caso, por las inversiones en elementos de inmovilizado material e inmaterial excluidos los inmuebles y terrenos, minorada en el importe de las subvenciones recibidas para el fomento de dichas actividades e imputables como ingreso en el período impositivo.

El porcentaje de deducción es el 25 por 100 de los gastos efectuados en el periodo impositivo por este concepto (con algunos ajustes) y el 8 por 100 de las inversiones en elementos de inmovilizado material e inmaterial, excluidos los inmuebles y terrenos, siempre que estén afectos exclusivamente a las actividades de investigación y desarrollo.

Deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales.(artículo 36.1 LIS)

Las inversiones en producciones españolas de largometrajes y cortometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animación o documental, que permitan la confección de un soporte físico previo a su producción industrial seriada darán derecho al productor o a los contribuyentes que participen en la financiación a una deducción:

a) Del 30 por ciento respecto del primer millón de base de la deducción.

b) Del 25 por ciento sobre el exceso de dicho importe.

La base de la deducción estará constituida por el coste total de la producción, así como por los gastos para la obtención de copias y los gastos de publicidad y promoción a cargo del productor hasta el límite para ambos del 40 por ciento del coste de producción.

Al menos el 50 por ciento de la base de la deducción deberá corresponderse con gastos realizados en territorio español. El importe de esta deducción no podrá ser superior a 10 millones de euros. En el supuesto de una coproducción, los importes señalados en este apartado se determinarán, para cada coproductor, en función de su respectivo porcentaje de participación en aquélla.

La base de la deducción se minorará en el importe de las subvenciones recibidas para financiar las inversiones que generan derecho a deducción.

El importe de esta deducción, conjuntamente con el resto de ayudas percibidas, no podrá superar el 50 por ciento del coste de producción. No obstante, dicho límite se elevará hasta el 80 por ciento en el caso de producciones dirigidas exclusivamente por personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento reconocido por el órgano competente

Bonificaciones de la cuota del Impuesto sobre Sociedades aplicables a las cooperativas de trabajo asociado que integren socios con discapacidad (Disp. Adic. Tercera de Ley 20/1990 de Régimen fiscal de las Cooperativas)

Bonificación: 90 por 100 de la cuota íntegra del IS.

Beneficiarios: Cooperativas de Trabajo Asociado en las que al menos un 50 por 100 de los socios sean personas con discapacidad. En el momento de constituirse la cooperativa dichos socios deben encontrarse en situación de desempleo.

Período de bonificación: Durante los cinco primeros años de actividad social (manteniendo durante el citado periodo el porcentaje establecido de 50 por 100 de socios discapacitados).

Centros Especiales de Empleo y Centros Ocupacionales

Los Centros Especiales de Empleo y los Centros Ocupacionales pueden tener carácter público o privado. Cuando tengan carácter privado, y no tengan ánimo de lucro, su tributación por el IS dependerá de si cumple con los requisitos de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, o no. En el primer caso estarán sujetos al régimen fiscal establecido en la citada ley y en el segundo al régimen especial recogido en la propia LIS.

2. Ámbito autonómico

1. País Vasco

El IS tiene carácter de tributo concertado de normativa autónoma, para los sujetos pasivos que tengan su domicilio fiscal en el País Vasco que se exige por la Diputación Foral correspondiente, por la Administración del Estado o por ambas, dependiendo del volumen de operaciones, y de dónde se han efectuado éstas.

La normativa fiscal de las tres Diputaciones Forales (Álava, Guipúzcoa y Vizcaya) es casi idéntica.

La acreditación del grado de discapacidad es igual que en la normativa estatal.

La legislación aplicable es la siguiente:

Ley 12/2002, de 23 de mayo, por la que se aprueba el Concierto Económico con la Comunidad Autónoma del País Vasco

Álava: Norma Foral 37/2013, de 13 de diciembre

Guipúzcoa: Norma Foral 2/2014, de 17 de enero.

Vizcaya: Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre

Los beneficios fiscales son los siguientes:

Deducción por actividades de investigación y desarrollo

En Álava, Vizcaya y en Guipúzcoa, software que esté destinado a facilitar a las personas con discapacidad el acceso a los servicios de la sociedad de la información (un 30%).

Deducción por creación de empleo para trabajadores con discapacidad

NORMA FORAL 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto Sobre Sociedades de Vizcaya (BOB 13 Diciembre) Se modifica la disposición adicional segunda de la Norma Foral 9/1997, de 14 de octubre, sobre Régimen Fiscal de las Cooperativas, quedando redactada como sigue:

«Disposición Adicional Segunda. Cooperativas de trabajo asociado.

Las Cooperativas de trabajo asociado fiscalmente protegidas que integren, al menos, un 50 por 100 de socios discapacitados y que acrediten que, en el momento de constituirse la cooperativa, dichos socios se hallaban en situación de desempleo, gozarán de una reducción del tipo de gravamen que les corresponda en el Impuesto sobre Sociedades en un 90 por 100 de su importe durante los cinco primeros años de actividad social, en tanto se mantenga el referido porcentaje de socios.».

2.  Navarra

El IS se exige por la Comunidad Foral de Navarra, la cual tiene potestad para mantener, establecer y regular su propio régimen tributario, con sujeción a las normas sobre Convenio Económico a que se refiere el art. 45 de la Ley Orgánica 13/1982 de 10 de agosto de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra.

La acreditación del grado de discapacidad es igual que en la normativa estatal.

La legislación aplicable es la siguiente:

Ley Foral 26/2016, de 28 de diciembre frl Impuesto de Sociedades de Navarra

Los beneficios fiscales son los siguientes:

Deducción por software avanzado

Se considera actividad de investigación y desarrollo la concepción de software avanzado que esté destinado a facilitar a las personas discapacitadas el acceso a los servicios de la “sociedad de la información”. La deducción es en la cuota íntegra del 40 por 100 de los gastos efectuados en el periodo impositivo de que se trate.

Deducción por inversiones en películas cinematográficas y otras obras audiovisuales

Las inversiones en producciones españolas de películas cinematográficas y de otras obras audiovisuales de ficción, animación o documental, que permitan la confección de un soporte físico previo a su difusión, darán derecho a la productora a practicar una deducción de la cuota líquida del 35 por 100. El importe de las deducciones reguladas en este artículo conjuntamente con el resto de ayudas percibidas por el contribuyente por cada producción no podrá superar el 50 por 100 de su coste de producción. No obstante, dicho límite se elevará hasta: El 80 por ciento en el caso de producciones dirigidas exclusivamente por personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento reconocido por el órgano competente.

Arrendamiento de viviendas en las que se hayan hecho obras de accesibilidad

Bonificacion del 90 por ciento en la cuota íntegra cuando se trate de rentas derivadas del arrendamiento de viviendas por discapacitados y en la misma se hubieran efectuado las obras e instalaciones de adecuación necesarias para la accesibilidad y comunicación sensorial que facilite el desenvolvimiento digno y adecuado de las personas con discapacidad. Las obras e instalaciones deberán ser certificadas por la Administración competente.

3. Otras Comunidades Autónomas

Al tratarse de un tributo no cedido a otras CCAA no caben beneficios fiscales autonómicos en las mismas.

Legislación:

Estatal:

Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Pais Vasco:

Ley 12/2002, de 23 de mayo, por la que se aprueba el Concierto Económico con la Comunidad Autónoma del País Vasco

Álava: Norma Foral 37/2013, de 13 de diciembre

Guipúzcoa: Norma Foral 2/2014, de 17 de enero, en el caso de Gipuzkoa.

Vizcaya: Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre

Navarra:

Ley Foral 26/2016, de 28 de diciembre frl Impuesto de Sociedades de Navarra